Cuáles son los costos más importantes para gestionar un e-commerce

Cuáles son los costos más importantes para gestionar un e-commerce

 

Muchas veces, cuando se comienza un proyecto de negocio basado en una tienda online, nos centramos mucho en la parte de marketing de la marca, tales como diseño web, identidad visual, y nos olvidamos de un pilar fundamental: los costos. Porque sí, aunque sea un negocio digital… ¡hay cosas que afrontar!

En este artículo te cuento todo lo que tienes que saber acerca de cómo gestionar los costos de tu e-commerce.

 

Hablemos de costos 

En mi trabajo me encuentro día a día con dueños de tiendas online que tienen mucho potencial pero que, por alguna razón que desconocen (y por eso contratan mis servicios) no obtienen los beneficios que esperaban. Uno de los problemas más frecuentes en estos casos es la mala (o nula) gestión de los costos del negocio. 

Es cierto que, por lo general, un negocio digital conlleva menos costos que uno físico, pero que los hay, los hay… Todo negocio tiene costos, y desconocerlos significa un error que puede costarnos, además de dinero, tiempo y esfuerzos sin sentido. 

 

Qué son los costos

Por costos nos referimos al valor monetario que un negocio debe desembolsar para producir determinado producto o servicio (o comprar un producto a un tercero para venderlo) y sostener la estructura de la empresa. Desde un punto de vista estratégico, el costo es uno de los pilares a la hora de determinar el precio de venta de un producto o servicio.

 

Para qué es tan importante gestionar los costos

Los costos son importantes, como te he comentado, para poder establecer el precio correcto de tus productos o servicios. Una buena estrategia de precios tiene en cuenta no solo el tipo de mercado, sino también los costos de fabricación, el valor simbólico y los precios de la competencia, entre otras cosas.

Pero además, los costos son necesarios y beneficiosos para mucho más: 

Mejora de procesos y automatizaciones

Conocer los costos que implica que tu negocio siga funcionando es fundamental a la hora de implementar mejoras y optimizaciones en el proceso de producción y venta. Gracias a los costos, puedes evaluar qué instancia del proceso te conviene mejorar para reducir sus costos y cómo hacerlo, en qué actividad o tarea estás desgastando dinero o recursos y conocer cuánto dinero o insumos ahorrarías de implementar una automatización o modificar una parte del proceso, entre otras cosas.

 

Toma de decisiones

Los costos son esenciales para tomar decisiones inteligentes en torno al crecimiento y desarrollo de tu negocio. Si conoces los costos y tienes claridad sobre qué implica cada producto o servicio que ofreces, así como cada instancia del proceso completo de venta, desde la producción hasta la atención posventa, tendrás un conocimiento de lo más valioso para tomar decisiones acertadas y estratégicas. El impulso y la intuición en ningún caso son buenos consejeros para tomar acciones en tu negocio. 

 

Reducir costos 

Saber cuál es el costo de cada etapa e insumo del proceso de producción te permite, a su vez, optimizar tus recursos y reducir los costos al máximo posible. Si sabes tus costos, podrás analizar y decidir qué etapa es conveniente modificar, si invertir en maquinaria más eficiente implicaría una reducción en tus costos, qué material deberías reemplazar, y demás. 

 

Impulsar la venta

A su vez, conocer los costos generales del negocio y particulares de cada producto o servicio que brindas te dará la oportunidad de saber qué es más conveniente vender. Tal vez el producto que creías que sería un éxito se vende bien, pero no te deja tanta ganancia como otros. En estos casos, gracias al conocimiento y análisis de costos podrías elegir impulsar la venta de uno u otro producto o modificar la estrategia de precios para mejorar tanto la oferta como la rentabilidad del negocio. 

 

Qué tipos de costos debes tener en cuenta

 

Costos fijos

Los costos fijos están compuestos por todos los gastos que tienes en un periodo de un mes aún si no tuvieras ninguna venta.

Seguramente tengas algunos de estos costos:

  • Conexión a internet
  • Teléfono fijo y/o móvil (si es que tienes uno exclusivo para tu negocio)
  • Sueldos (si es un negocio unipersonal aún, ¡tu salario cuenta!)
  • Cargos por gestión de la tienda online: mantenimiento, hosting, dominio, herramienta de email marketing, etc.
  • Publicidad continua en redes sociales o plataformas.

Estos costos se mantienen de forma constante independientemente del nivel de actividad que tenga tu negocio; es decir, sin importar cuánto vendas en ese mismo periodo.

 

Costos variables

Adicionalmente a los costos fijos, cada producto o servicio que brindas tiene sus propios costos asociados. Si tienes una tienda online donde revendes productos, sabrás muy bien que cada producto en específico tiene su propio costo. Estos varían en forma proporcional, de acuerdo al nivel de producción o actividad de la empresa.

Algunos ejemplos son:

  • Costo de fabricación
  • Materias primas 
  • Packaging
  • Comisión por venta

 

En cualquier caso, siempre recuerda que, cuanto menores sean los costos generales de tu negocio, menos ingresos necesitarás para operar, antes alcanzarás el punto de equilibrio y comenzarás a percibir ganancias.

 

¿Punto de equilibrio?

Apunta este término porque te será de utilidad. El punto de equilibrio nace del análisis y la suma de los costos fijos y variables. Es el monto mínimo que tu negocio necesita para no tener pérdidas; pero ojo, que aquí tampoco tienes ganancia. Es a partir de él cuando comienzas a realizar una diferencia, es decir, ganancias. El monto de tu punto de equilibrio es el número al que necesitas llegar mes a mes para cubrir el mínimo vital para seguir en funcionamiento. 

En base a este número, también podrás determinar:

Cuántos productos o servicios necesitas vender al mes. 

Cuánta inversión en publicidad deberías realizar. 

Cuántas personas deberías ingresar al mes en tu embudo de ventas para alcanzar ese nivel mínimo de facturación.

 

En conclusión

Tener claridad sobre los costos de tu tienda online te permitirá tomar decisiones inteligentes. Como dicen, la información es poder, y conocer esta área fundamental determina, en gran parte, las decisiones que tomes y el éxito de tu negocio.

Ahora que sabes cómo impacta un buen conocimiento, gestión y análisis de los costos de un e-commerce, ¿qué harás al respecto? ¿Revisarás los tuyos o seguirás caminando a tientas?

Si te inclinas por la primera opción, reserva tu llamada de claridad conmigo y te contaré cómo puedo ayudarte a mejorar la gestión y rentabilidad de tu negocio. 

 

¡Te espero!

Noelia 

 

Sin comentarios

Post A Comment