Qué es la libertad financiera y cómo alcanzarla

Qué es la libertad financiera y cómo alcanzarla

 

Mucho se habla en el mundo de Internet sobre los ingresos pasivos, sobre los grandes ingresos y la libertad financiera. Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de ser “libres financieramente”? ¿Significa no trabajar más? ¿Ser millonario? ¿Tener ahorros?

En este artículo te cuento exactamente de qué va el término “libertad financiera” y qué puedes empezar a hacer para alcanzarla a futuro. 

 

¿Qué es la libertad financiera?

 

El concepto de libertad financiera se ha puesto bastante de moda en los últimos años, especialmente en el mundo de los negocios digitales y los inversores, gracias, en gran parte, al auge de las criptomonedas.

Podemos definir a la libertad financiera como el hecho de tener suficiente dinero como para llevar adelante nuestra propia vida sin tener preocupaciones económicas. La libertad financiera, en este sentido, es relativa: no responde a un número exacto con el cual “conformarnos” o sentir que la hemos alcanzado, puesto que, en realidad, depende del estilo de vida que quieras llevar.

¡Atención!

Ser libre financieramente no es sinónimo de ser rico. 

Es tener la capacidad económica de sostener un estilo de vida deseado sin necesidad de trabajar obligatoriamente 8 horas cada día, de lunes a viernes, sino que puedes hacerlo con los ingresos de activos que se han construido en el tiempo (inversiones en acciones, bonos, creación de empresas, etc.). 

Dicho esto: ser libre financieramente no significa no trabajar nunca más en la vida, sino que tus ingresos y nivel de vida no dependan del tiempo que le dedicas a ello a diario, puesto que ya has generado un sistema que genera, valga la redundancia, por ti. 

 

Cómo alcanzar la libertad financiera

 

A grandes rasgos, puedo decirte que, para poder alcanzarla, hay que trabajar en:

1) Tener claridad del objetivo que se desea alcanzar (tipo de ingresos pasivos a generar y estilo de vida).

2) Formarse en educación financiera, inversiones y negocios.

2) Ser organizado con las finanzas (llevar un control de los ingresos y los gastos).

3) Ahorrar.

4) Invertir esos ahorros en activos.

Para profundizar un poco más en las diferentes perspectivas sobre la libertad financiera, vamos a conocer un poco las teorías de, para mí, los 3 principales referentes del tema: Robert Kiyosaki, Sergio Fernández y Napoleon Hill.

 

Robert Kiyosaki

 

Es un empresario, inversor, escritor, conferencista y orador motivacional estadounidense de ascendencia japonesa. Es el fundador, consejero delegado y accionista mayoritario de Cashflow Technologies, la empresa poseedora de las licencias de la marca Padre Rico, Padre Pobre, uno de sus libros. 

Una de las claves que propone Robert para alcanzar la libertad financiera es invertir en activos, pero lo sorprendente es que tiene un concepto diferente al mayormente utilizado para definir “activo” y “pasivo” 

Como quizás lo conozcas, los activos son el conjunto de bienes y/o derechos que se poseen sin limitación. Sin embargo, según Kiyosaki, un activo es el conjunto de bienes y derechos que se posean, sin importar a qué tipo se refieran, pero estos deben estar sujetos a la producción de dinero. 

Por ejemplo: para la concepción normal de activo, un coche lo sería. Sin embargo, para Robert Kiyosaki es un pasivo, porque es algo que te ocasiona constantemente gastos. Si, en cambio, pusieras ese coche a trabajar de Uber, por ejemplo, pasaría a ser un activo. 

Dentro de lo que te genera ingresos o aumento de dinero, debemos dividir en ingresos activos (por los cuales debes trabajar e invertir tiempo) e ingresos pasivos (los cuales suceden de forma automática o casi sin intervención) 

Son ejemplos de ingresos pasivos:

  • Los alquileres cobrados por una propiedad.
  • Los dividendos de acciones.
  • Los rendimientos o cupones de un bono.
  • Ingresos por publicidad en un sitio web.
  • Ingresos por subcontratación o subarrendamiento.

 

Para Kiyosaki, los ingresos pasivos son la vía para empezar a caminar hacia la libertad financiera.

 

Sergio Fernández

 

Es el director del Instituto Pensamiento Positivo, de los seminarios Vivir sin Jefe, Vivir con Abundancia, del Máster de Emprendedores, del Máster de Desarrollo Personal y del programa de radio Pensamiento Positivo. 

Su postura frente a la libertad financiera se basa, por un lado, en una versión más espiritual, y por otra, en el trabajo diario aportando valor, sirviendo a los demás y pasándola bien.

Nos habla de que, para acercarnos a ella, debemos, primero, tener en claro las 10 claves para ordenar nuestra economía. Ellas son: 

Creencias

Las creencias simplemente son lo que consideramos que es verdad, pero curiosamente cambian notablemente de unas personas a otras. 

Objetivos económicos

Tener claridad con respecto al propósito es esencial para tener una buena relación con el dinero.

Ingresos

Los ingresos son una contraprestación por el valor que aportamos a otras personas. Cuanto más valor entreguemos, más valor recibiremos. 

Gastos

Controlar los gastos es solo el primer paso. Los números ofrecen verdad, y sin verdad, no hay libertad.

Deuda buena y deuda mala

La deuda mala es la que pagamos nosotros, y la buena es la que la paga otro. 

Ahorro

Ahorrar es la habilidad mínima para empezar a gestionar una economía. Si no eres capaz de ahorrar una cantidad mínima de, al menos, un 10% de tus ingresos, puedes traerte problemas económicos a futuro.

Inversión

Para poder invertir, hay que tener dinero y hay que tener conocimientos.

Protección

A medida que tu economía mejore, tendrás que buscar formas de protegerla.

Jubilación

El sistema de jubilación actual no es sostenible, por eso debemos buscar formas de poder hacernos cargo, a futuro, de nuestra propia jubilación. 

Tu equipo A

No se trata de saber hacerlo todo, sino de saber reunir a las mejores personas en nuestro equipo para que cada uno se ocupe de hacer lo que mejor sabe hacer.

 

Napoleon Hill 

 

Los trabajos e investigaciones de Hill hacen referencia y apuestan a que las expectativas altas y el pensamiento positivo son esenciales para mejorar la calidad de vida y la situación financiera.

En sus teorías establece 13 componentes fundamentales para caminar hacia la libertad financiera. Para profundizar en cada una de ellas, te recomiendo leer su libro “Piense y Hágase Rico”.

Deseo

El primer paso ante cualquier logro o meta que nos propongamos es tener el deseo de que suceda. Se trata de encontrar el deseo que nos quema por dentro y nos empujará a hacer  todo lo necesario por lograrlo.

Fe

Si combinamos la fe con el pensamiento, la mente subconsciente reconoce dicha vibración y lo transmite a la Inteligencia Infinita. Para que lo que pedimos se materialice, necesitamos creernos que va a suceder.

Autosugestión

Para que los pensamientos puedan ingresar en la mente subconsciente, necesitamos hacer uso de la autosugestión.

Conocimiento especializado

El conocimiento por sí solo no sirve de nada si no es organizado en un plan de acción específico. Saber es poder cuando nuestro conocimiento es combinado con el de otras personas y lo organizamos en un plan específico con un fin claro y definido.

Imaginación

Para crear algo primero debemos concebirlo en nuestra imaginación, es lo que Platón llamaba el “mundo de las ideas”.

Plan de acción

El plan es lo que cristaliza nuestros pensamientos e ideas en acciones del mundo material. No es necesario saber cada paso del plan, pero sí tener una idea de cuál es el camino a seguir.

Decisión

La decisión es lo opuesto a la procrastinación (postergación). La procrastinación es el peor enemigo del emprendedor y es una de las causas más comunes del fracaso.

Persistencia

Muchas personas tienen la idea de que el éxito es simplemente el resultado de una gran idea, y se olvidan de la persistencia y el trabajo duro que ha requerido. La persistencia es la capacidad de trascender los pequeños fracasos y continuar el camino hacia nuestros objetivos.

Mastermind

Se trata de crear un grupo de personas comprometidas con una misma serie de valores y objetivos que nos motive a lograr nuestros objetivos. 

Transmutación de la energía sexual

Nos guste o no, pocas cosas ponen al ser humano en movimiento como el deseo sexual. Sincérate, ¿cuál es la verdadera razón por la que quieres tener tu propio negocio? ¿Cuál es la razón por la cual decidiste comenzar algo? 

La mente subconsciente

La mente subconsciente es lo que recibe los estímulos generados por los sentidos y pensamientos para conectarlo con la Inteligencia Infinita para traducirlo a su equivalente físico o monetario.

El cerebro

El cerebro es una gran computadora, pero puede ser conectado a una red, similar a una red de wi-fi, de donde baja y recibe información. Los que logran “conectar el cerebro” son quienes logran transformar al mundo con sus ideas.

El sexto sentido

La única forma de comprender el sexto sentido y experimentarlo es a través de la meditación. Es nuestra conexión con la sabiduría infinita.

 

En conclusión

 

Como ves, los gurús de la libertad financiera hablan mucho más de mentalidad y espiritualidad que de números y operaciones.

Si bien está claro que necesitas pasar a la parte técnica para poder mejorar tu gestión, vínculo y abundancia con relación al dinero, ahora sabes que también debes tener en cuenta otros factores.

Ahora bien, si ya tienes tu propio negocio, pero aún no logras la tan ansiada libertad financiera, y te encuentras constantemente en la rueda viciosa de trabajar más de lo que ganas y vivir cada vez menos, entonces mi Mentoring Grupal “Potencia tu Tienda Online en 10 semanas” es lo que necesitas. 

 

2 Comments
  • Carolina Romero
    Posted at 21:47h, 23 agosto Responder

    Me encantó!! Muy bueno yo estoy con muchas ideas, estoy empezando cuesta , porque uno es solo para todo, pero este post me da mas ánimo!!

    • Noelia Arri
      Posted at 22:09h, 23 agosto Responder

      Hola Carolina! Gracias por tu comentario. Me alegro que te haya gustado y espero que implementes esas tácticas para alcanzar la libertad financiera. Éxitos! Noelia

Post A Comment